26 noviembre 2020

Donald Trump: «No queremos comenzar una guerra con Irán»

Donald Trump dijo que Estados Unidos no quería «comenzar una guerra» con Irán, esto después que asesinaran a Qassem Soleimani, y dijo que ordenó el asesinato del comandante militar iraní como un ataque preventivo para frustrar ataques «inminentes y siniestros» contra el personal de Estados Unidos.

En una breve declaración el viernes en su resort Mar-a-Lago en Florida, el presidente de Estados Unidos dijo que la Guardia Revolucionaria Iraní, cuya fuerza internacional era dirigida por Soleimani, había herido y asesinado a cientos de estadounidenses y planeado ataques contra civiles en todo el mundo.

También te puede interesar: [VIDEO] EE.UU. reitera su apoyo a El Salvador como «socio confiable»

«Su reinado del terror ha terminado», dijo Trump. «Tomamos medidas anoche para detener una guerra. No tomamos medidas para iniciar una guerra».

Estados Unidos también contactó directamente con el ayatola Ali Khamenei, el líder supremo de Irán, según un funcionario involucrado, el mensaje enviado fue que Washington significa negocios pero que también se encuentra dispuesto a dialogar.

Robert O’Brien, el asesor de seguridad nacional de Trump que estaba con el presidente en el momento del ataque selectivo en el aeropuerto de Bagdad, dijo el viernes por la noche que esperaba que el liderazgo de Irán evite una escalada militar a favor de sentarse y hablar con los Estados Unidos.

Pero agregó, que el equipo de seguridad nacional de Trump había «analizado todo tipo de escenarios y lo que podría suceder después de la operación».

Dijo que el asesinato fue provocado por la inteligencia estadounidense de que Soleimani estaba planeando ataques contra el personal estadounidense en Siria después de visitar Damasco. El ataque se produjo después de que la embajada de Estados Unidos en Irak fuera atacada por una milicia respaldada por Irán y un contratista estadounidense fuera asesinado en un ataque anterior contra una base militar iraquí.

El líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatola Ali Jamenei prometió tomar «una fuerte venganza» después del asesinato, lo que ha reavivado las tensiones en el Medio Oriente y ha generado temores de un conflicto militar.

El Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Teherán dijo el viernes que había realizado una reunión de emergencia y había tomado «las decisiones necesarias» sin dar más detalles. El general de brigada Esmail Ghaani, delegado de Soleimani, fue nombrado nuevo comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments